Blogia
CubaHERMOSA

¡ Barack Obama! : De Cuba , “ni un tantico así”.

¡ Barack Obama! : De Cuba ,  “ni un tantico así”.

En un momento trascendental de la Revolución cubana, el Comandante Ernesto Che Guevara expresó: “…en el imperialismo no se puede confiar pero ni un tantico así”.

Y ese  principio, porque se convirtió en un principio de subsistencia y desarrollo d e la  Revolución cubana  ante el poderoso  imperio de los Estados Unidos, aún forma parte ineludible en el actuar de la dirección y pueblo cubano.

En el enfrentamiento ideológico no se puede ceder. El propio José Martí, que tuvo que enfrentar la oposición a ”una guerra necesaria” que nos llevara a la definitiva independencia de España y evitara con ella que los Estados Unidos se apoderaran de la Isla dijo: “De pensamiento es la guerra mayor que se nos hace: ganémosla a pensamiento”. (O.C. T. 5, pág. 121)

 En este combate actual vienen a la  memoria  esta entrevista al Comandante Che Guevara, en Nueva York, después de intervenir ante la Asamblea  General de las Naciones Unidas.

Conferencia en el programa televisado
«Face the Nation»

14 de diciembre de 1964

Desde la ciudad de Nueva York, «Ante la Nación», una entrevista espontánea y sin previo ensayo con Ernesto «Che» Guevara, ministro de Industrias de Cuba. El comandante Guevara será interrogado por el corresponsal de la CBS, en las Naciones Unidas, Richard C. Hottelet, Tad Szulc, de la oficina de Nueva York del New York Times; y el corresponsal de la CBS, Paul Nivel.

 

Hottelet. Doctor Guevara: Washington ha dicho que hay dos condiciones políticas para el establecimiento de relaciones normales entre Estados Unidos y Cuba. Una, abandono de sus compromisos militares con la Unión Soviética. La otra el abandono de la política de exportar la revolución a América Latina. ¿Ve usted alguna posibilidad de cambio en cualquiera de estos dos puntos?

Comandante Guevara. En absoluto. No ponemos condición de ninguna clase a Estados Unidos. No queremos que ellos cambien su sistema. No pretendemos que cese la discriminación racial en Estados Unidos. No ponemos condición alguna para el establecimiento de relaciones, pero tampoco aceptamos condiciones...

Hottelet. Pero mi pregunta es si usted aceptaría estas condiciones establecidas por Estados Unidos para la reanudación de relaciones normales.

Comandante Guevara. No aceptaremos condición alguna de Estados Unidos. No aceptaremos condición alguna impuesta a nosotros por Estados Unidos.

Tomado de:   http://www.elnvoces.com/webanterior/Pensamiento/Che/Index.html

 Por lo que ahí se expresa no existen los motivos políticos, morales y de la cacareada seguridad nacional para que el Gobierno de los Estados Unidos mantenga aún el criminal bloqueo económico, financiero y comercial que acumula más de 100 mil millones de dólares en pérdidas para Cuba, sin contabilizar los muertos por la carencia de medicamentos o de tecnología imprescindible en la Salud.

Pero lo más importante en esa entrevista es que se ratifica un principio de dignidad, soberanía y patriotismo que durante estos cincuenta años han caracterizado a la Revolución:  No aceptaremos condición alguna de Estados Unidos. No aceptaremos condición alguna impuesta a nosotros por Estados Unidos”.

Ese criterio expresado por el Comandante Ernesto Che Guevara, ha sido ratificado en todos estos años por el  Comandante en Jefe Fidel Castro y más recientemente por el General de Ejército Raúl Castro, Presidente del Consejo  de Estado y de Ministros,  cuando en Cumaná, en Venezuela, durante la V Cumbre  Extraordinaria  de la Alternativa Bolivariana para América Latina y el Caribe (ALBA), sentenció:."Le hemos mandado a decir al Gobierno norteamericano, en privado y en público, que estamos abiertos cuando ellos quieran a discutirlo todo, derechos humanos, libertad de prensa, presos políticos, todo lo que quieran discutir".

"Pero debe ser en igualdad de condiciones, sin la más mínima sombra sobre nuestra soberanía y sin la más mínima violación al derecho a la autodeterminación del pueblo cubano". (http://www.prensa-latina.cu/index.php?option=com_content&task=view&id=73861&Itemid=1)

Cuando el viernes 17 último en Puerto España, en Trinidad y Tobago, se iniciaba la V Cumbre de las Américas, en   BBC Mundo se publicaban estas declaraciones d e la canciller norteamericana, Hillary  Clinton: “ Seguimos buscando formas más productivas de avanzar, ya que vemos que la actual política hacia Cuba fracasó". (http://www.bbc.co.uk/mundo/america_latina/2009/04/090417_1658_clinton_cuba_ao.shtml)

 

Sin embargo, los medios internacionales este miércoles reseñaban la intervención de la Canciller ante el Congreso de los Estados Unidos donde  la “Clinton destacó que "las recientes acciones del presidente" de Estados Unidos, Barack Obama, quien levantó las restricciones a los viajes y los envíos de remesas de exiliados cubanos hacia la isla, "lograron una respuesta de Raúl Castro", la cual, sin embargo, "fue contradicha por Fidel". (http://www.losandes.com.ar/notas/2009/4/22/un-420114.asp). (http://elcentineladigital.net/index.php?idv=612812404827377585)

 

Abierta manipulación.

 En su Reflexión, Atrapado por la historia, el Comandante en Jefe Fidel Castro puntualiza en respuesta a Obama y a todas la manipulaciones con respecto a la respuesta de Cuba a las medidas del Presidente de los Estados Unidos en relación con el bloqueo y un posible diálogo entre los dos gobiernos:Tenemos a un Presidente de Estados Unidos que dice que hay que olvidarse del pasado, pero que está ¡atrapado en el pasado! de 50 años de bloqueo a Cuba; que en el 2004, cuando era candidato a senador, dice que es una barbaridad el bloqueo a Cuba, que eso había que suspenderlo. La pregunta se la hicieron en la conferencia de prensa y ahora responde que eso fue hace miles de años. Nos está diciendo que él miente, es una respuesta de una persona que miente.

 “Manifiesta que no se puede levantar el bloqueo a Cuba. Que Cuba debía estar agradecida de las concesiones que han hecho recientemente. Quieren vender esto como un cambio; no llega siquiera a acercarse a las medidas que tomó Carter hace 30 años, más bien es un retroceso. Quieren que nos olvidemos de la historia”.

(http://www.cubadebate.cu/index.php?tpl=design/especiales.tpl.html&newsid_obj_id=14869)

 

Ese propio día 23 de abril en www.cubadebate.cu, la Reflexión Poncio Pilatos se lavó las manos, Fidel  subrayaba: “(…) Respondiendo a un supuesto gesto de Obama, que ofrecía conversar con Cuba sobre democracia y derechos humanos, le respondió que el Gobierno de Cuba estaba dispuesto a discutir cualquier tema con él sobre la base del más absoluto respeto a la igualdad y soberanía de ambos países. Nuestro pueblo conoce perfectamente bien el significado y la dignidad de esas palabras”.

Es decir, dejar bien claro, para los que en  el gobierno de los Estados Unidos, en la mafia anticubana de Miami y para los que en la Isla siguen los mandatos del “Norte revuelto y brutal” como le calificara nuestro José Martí, que esa propuesta y aceptación de diálogo entre ambos gobiernos es de igual a igual, sin condiciones de ningún tipo. Si el tema es de democracia o de derechos humanos, es abordarlo desde el prisma de su comportamiento en ambas naciones, no solo en Cuba. Y con ese enfoque, sería la disposición a “discutir cualquier tema”.

A colación  viene este planteamiento  de Raúl Castro, Presidente del Consejo de Estado y de Ministros, cuando en Brasilia, en conferencia de prensa el 18 de diciembre último, enfatizó enérgicamente: “Se acabaron los gestos unilaterales, tienen que ser bilaterales, y sin garrote, ni zanahorias”.

Ahí se sintetiza un principio de la política exterior cubana propia de su historia en estos cincuenta años de Revolución, y en particular en el diferendo Cuba_Estados Unidos.

Barack Obama está en su mejor momento para poner fin al  bloqueo económico, financiero y comercial nacido el  3 de febrero de 1962 por la Orden Ejecutiva Presidencial 3447. En la V Cumbre de las Américas, efectuada los días17, 18 y 19 de abril último en Puerto España, en Trinidad y Tobago, el Presidente de los  Estados Unidos se llevó la impresión de que un reajuste en su política hacia América Latina y el Caribe pasa obligatoriamente por un acercamiento con Cuba, pues la mayoría de los presidentes, de una forma u otra, reclamaron el fin del bloqueo y exigieron un diálogo justo entre ambas naciones.

Pero a esto se une que desde 1992 cuando el tema se trató  por vez primera en la  Asamblea General de las Naciones Unidas, ya suman 184 los países que votan en contra del bloqueo, una mayoría que no se puede obviar.

 

Según un despacho titulado  EEUU-CUBA: Relaciones en el limbo,  de la Agencia Italiana IPS, por Jim Lobe, del pasado 23 de abril, se asegura que también ha estado cambiando el estado de opinión entre la comunidad cubana en los Estados Unidos: “Tres de cada cuatro cubano-estadounidenses entrevistados en diciembre en el condado de Miami-Dade, tradicional bastión anticastrista en el sudoriental estado de Florida, opinaron que el embargo no había funcionado en absoluto.

Un porcentaje aún mayor dijo estar a favor de conversaciones directas entre Washington y La Habana sobre asuntos de interés bilateral.

Otra encuesta realizada entre cubano-estadounidenses de todo el país, difundida el lunes por la misma firma, Bendixen & Associates, reveló que dos de cada tres consultados creían que a todos los ciudadanos de este país se les debería permitir viajar a la isla.

La evidencia de un cambio de opinión sobre el vínculo entre Estados Unidos y Cuba también quedó expuesta el miércoles, cuando la Institución Brookings presentó un informe elaborado por un equipo de 19 expertos, entre ellos una amplia gama de cubano-estadounidenses que exigían una "política de compromiso crítico y constructivo" con La Habana.

El copresidente del equipo y vicepresidente de la Institución Brookings, Carlos Pascual, él mismo de origen cubano, destacó que las últimas encuestas muestran un "cambio radical" en los puntos de vista de esa comunidad, y sugirió que el gobierno de Obama aproveche tal circunstancia”.

(http://ipsnoticias.net/nota.asp?idnews=91933)

 

En el Gobierno de los Estados Unidos, y en particular su Presidente, se debe tener conciencia de que las medidas adoptadas  para cumplir los compromisos de la campaña electoral entre los votantes cubanoamericanos, no bastan.

 

Obama, a diferencia de Bush, no necesitó del fraude electoral de la Mafia anticubana del estado de la Florida para llegar al poder. Si en el 2004  el 55 por ciento del voto electoral era de cubanos, en el 2008 solo fue del 40 por la alta presencia de otras colectividades latinas. De los que ahora fueron a las urnas llegados antes del triunfo de la Revolución cubana o con sus primeras medidas a partir de 1959, el 78 por ciento simpatizó  con el candidato Mac Cain, y el 22 por Obama. También los que arribaron en la década de los  70, 80 y 90 miraron hacia el proyecto del republicano,  pero  el 58 por ciento de los que se asentaron a partir del 2000 lo hicieron por el afronorteamericano, con el dato curioso de que el 61 por ciento de los nacidos en los Estados Unidos que se definen como cubanos le resultaron favorables. Y este es otro de los elementos a favor del actual  Presidente para avanzar en sus medidas a favor de Cuba, pues en estos cincuenta años de Revolución no hay una acción en contra del Gobierno y pueblo norteamericano.

 La realidad es que si quiere un intercambio de análisis en temas de interés común  para ambos Gobiernos se pudieran sumar, además del fin del bloqueo:

  1. La liberación inmediata de los Cinco Héroes cubanos que llevan 10 años prisioneros  injustamente en esa nación por actividades antiterroristas y que pone en cuestionamiento ante la opinión pública internacional la ética de lucha antiterrorista del gobierno de los Estados Unidos.
  2. La devolución de la base naval de Guantánamo.
  3. Poner fin a las actividades de  las organizaciones terroristas que desde Miami planifican acciones contra la Revolución.
  4. Dar por concluida la Ley de Ajuste Cubano que  desde 1966 ha incentivado las salidas ilegales del país y la muerte de miles de cubanos, entre ellos no pocos niños.
  5. Restablecer la cooperación en el enfrentamiento al narcotráfico, unilateralmente suspendida por el gobierno de los Estados Unidos.
  6. Restaurar las conversaciones migratorias, también cerradas desde los Estados Unidos.

 La historia de cincuenta años de criminal bloqueo contra Cuba no es posible pasarlo al olvido como pretende el señor Barack Obama. Debiera hacer uso de su ética y facultades presidenciales para  llevarlo a su fin.  Su pueblo y el cubano lo agradecerían.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres