Blogia
CubaHERMOSA

Un crimen contra Gloria Brown en La Florida. Cuba, otra realidad (I Parte)

 

Por Roberto del Valle Menéndez

La democracia y la justicia en lo Estados Unidos es tan representativa y justa que la señora  Gloria Brown, en el Estado de La Florida,  está a punto de perder su vivienda por dos pies  (24 pulgas), de más en la reparación de su casa.

En El Nuevo Herald se dice: “Una distancia de dos pies se ha convertido en una verdadera pesadilla para Gloria Brown.

La sala de estar de Brown es dos pies más larga de lo que permite el código de construcción de Broward, lo que ha desatado una larga batalla con las autoridades.

Brown, de 62 años, vive sola en su casa medio derruida en Fort Lauderdale, sin agua caliente ni aire acondicionado. La lavadora y la secadora se oxidan en el patio mientras las termitas se han apoderado del techo.

``No debería estar viviendo así’’, dijo Brown. Todo comenzó en el 2004, cuando Brown solicitó que se hiciera una reparación de su casa a través de la State Housing Initiatives Partnership (SHIP), un programa que los gobiernos locales emplean para renovar y construir viviendas asequibles.

``Es una farsa’’, dijo Brown. ``Demolieron la mitad de la casa por un par de pulgadas’’

Mientras, el permiso de construcción de Brown expiró el año pasado y el primero de julio al programa SHIP le cancelaron el presupuesto, dijo Ralph Stone, director de Viviendas de Broward. “

(http://www.elnuevoherald.com/noticias/sur-de-la-florida/story/506827.html?addcomment=true;#recent_comm)

Lo sucedido a la señora  Brown, sin dejar de ser una injustita,  no es lo más representativo en relación con los miles de norteamericanos, esencialmente emigrantes, que con la actual crisis económica perdieron sus viviendas.

 Solo  en Seattle, la ciudad más grande del Estado de Washington, en el noroeste de los Estados Unidos de América,  en  enero de 2008, unas 8.439 personas estaban sin hogar y  en sus alrededores 5.808 habían encontrado espacio en albergues,  pero otras 2.631 estaban desguarnecidas en las calles, un incremento de 15% sobre 2007, mientras en el Condado  de King, en Texas, se  establecieron carpas para los que  perdieron  sus viviendas..

 Según informes de  las Naciones Unidas en el mundo existen unos 100 millones de personas que viven en refugios, mientras otros mil millones coexisten en pésimas condiciones de sus viviendas. En los  países que conforman la Unión Europea se estima entre 2 y 5 millones  de individuos y sus familias en las calles,  con un estimado entre 250 000 y tres millones en iguales condiciones en los Estados Unidos.

 Esa es la realidad en naciones altamente desarrolladas y  peor aún en países pobres. Ya en el 2004, en  una conferencia en Barcelona, España, el experto indio  Miloon Kothari, asesor especial del Programa para una Vivienda Digna de las Naciones Unidas, consideraba  que los más de 1 600 millones de personas sin viviendas dignas y  otras 100 millones sin techo,  se debía a políticas desacertadas  del Banco Mundial  o del Fondo Monetario Internacional  “ al obligar a los Estados a descentralizar funciones en las autoridades locales que, sin embargo, no disponen de fondos para aplicar los servicios, una espiral que origina que cada vez mas personas no puedan satisfacer sus necesidades más elementales”, y  argumentaba que “el neoliberalismo y la descentralización propugnados por estas instituciones dejan en manos del mercado la atención de estos derechos básicos, y eso no puede ser.”

 (http://www.hicnet.org/articles.php?pid=1536)

 En Cuba la problemática de la vivienda está por resolver. En  su defensa por los sucesos  del 26 de julio de 1953, conocida  como La Historia Me Absolverá, Fidel Castro, el líder  de la Revolución, condenaba: “Tan grave o peor es la tragedia de la vivienda. Hay en Cuba doscientos mil bohíos y chozas; cuatrocientas mil familias del campo y de la ciudad viven hacinadas en barracones, cuarterías y solares sin las más elementales condiciones de higiene y salud; dos millones doscientas mil personas de nuestra población urbana pagan alquileres que absorben entre un quinto y un tercio de sus ingresos; y dos millones ochocientas mil de nuestra población rural y suburbana carecen de luz eléctrica. Aquí ocurre lo mismo: si el Estado se propone rebajar los alquileres, los propietarios amenazan con paralizar todas las construcciones; si el Estado se abstiene, construyen mientras pueden percibir un tipo elevado de renta, después no colocan una piedra más aunque el resto de la población viva a la intemperie. Otro tanto hace el monopolio eléctrico: extiende las líneas hasta el punto donde pueda percibir una utilidad satisfactoria, a partir de allí no le importa que las personas vivan en las tinieblas por el resto de sus días. El Estado se cruza de brazos y el pueblo sigue sin casas y sin luz.”

(http://www.granma.cubaweb.cu/marti-moncada/jm01.html)

 Sin embargo, desde los inicios de la Revolución con el triunfo  de 1959, constituyó prioridad  estratégica  resolver  la situación de la vivienda.

 Ese propio año se constituyó el Instituto Nacional de Ahorro y Vivienda, se aprobó la Ley de Reforma Urbana  que dio en  propiedad las casas arrendadas y se redujo en un cincuenta por ciento los alquileres.

 Desde esa fecha y hasta el presente  se han construido en el país más de 2 millones 500 000 viviendas, lo que representa el 75,4 por ciento del fondo habitacional con un 95 por ciento que dispone de agua y electricidad.

 Según un informe de abril de 2005 del Instituto Nacional de la Vivienda,  en esos momentos, cuando la crisis  económica capitalista no se anunciaba, la construcción de una vivienda estaba entre los 6  y 8 mil dólares, mientras la rehabilitación no pasaba  de los 1 000, y se aseguraba  que la construcción anual de 100 000 viviendas beneficiarían  unas 320 000 personas.  Se aseguró, además,  que de no existir el bloqueo norteamericano  el costo de los materiales de construcción se reduciría en un  30 ó 40 por ciento al tenerse relaciones con compañías  de esa nación.

“Si bien existe en Cuba una larga tradición arquitectónica e ingeniera, el acceso a tecnologías más efectivas o de puntas, que se encuentran bajo patentes norteamericanas o comercializadas por empresas norteamericanas o filiales de éstas, traerían como consecuencia la transformación y rehabilitación tecnológica de las plantas productoras de elementos y componentes para la construcción de viviendas en el país”, se argumentaba en  el informe.

Cuando el tema de la vivienda es objeto de análisis en el III Periodo Ordinario de Sesiones de la VII Legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular ,  en Ciudad de La Habana, se reconocen tres causas que han impedido avanzar más en  la edificación y mejoramiento de la vivienda en la Isla: el derrumbe del campo socialista, el bloqueo norteamericano y las secuelas  de los huracanes a la Isla.

Fuentes:

http://www.radiomundial.com.ve/yvke/noticia.php?12888

 

http://www.un.org/cyberschoolbus/spanish/cities/eun05hous.htm

 

http://www.finanzas.com/noticias/vivienda/2009-07-30/188634_vivienda-estados-unidos-comienza-primeros.html

 

http://www.artemisaradioweb.cu/Comentarios/Comentario%201131208.htm

 

http://www.cubavsbloqueo.cu/Default.aspx?tabid=980

  http://www.juventudrebelde.cu/cuba/2008-01-12/cuba-edificara-50-000-viviendas-en-2008/

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres