Blogia
CubaHERMOSA

Los sucesos del 26 de julio en El Pueblo, Ciego de Ávila

Roberto del Valle Menéndez

Al día siguiente del asalto a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes, el 26 de julio de 1953, se destacaba este titular en el periódico El Pueblo,  de circulación en la ciudad de Ciego de Ávila: .Son suspendidas las garantías  por noventa días, mientras que con destaque se decía: Numerosos muertos en choques en Oriente.

 En el centro de la página aparecía este pensamiento de José Martí, Héroe nacional cubano: “Las injusticias tienen de bueno que de sí mismas provocan el modo de remediarlas. Cuando existen, lo que hay que desear es que se estremecen: porque viéndolas de bulto, l a naturaleza humana, siempre generosa, monta en ira y remedia.”

 Debajo, sin firma, sin foto y a dos columnas, este texto:

 “A horas tempranas de la mañana de ayer  comenzaron a circular rumores relacionados con una revolución que se decía originada en la región oriental…

“…Por las trasmisiones de la Cadena Oriental de Radio, se pudo conocer, a grandes  rasgos, que un grupo de 200 jóvenes habían llegado a Santiago de Cuba, procedentes de Pinar del Río y la Habana, en cincuenta máquinas, dirigidas por el Dr.  Fidel Castro y equipados con modernas armas, aprovechando las fiestas santiagueras para atacar en horas de la madrugada,  a las 5 y media aproximadamente, el Cuartel Moncada…

“…Registrándose tiroteos que ocasionaron 17 muertos y 24 heridos entre las fuerzas militares, así como 36 muertos entre los civiles atacantes…

“…Se estima que estos jóvenes no tienen relación alguna con los personajes que públicamente se conocen como desafectos al régimen.”

 Inmediatamente a parece un  subtítulo: Detenidos en Ciego de Ávila, entre los que aparecía  Patricio Sierralta, quien se convertiría en mártir el 4 de noviembre de 1958 como combatiente del Ejército Rebelde.

 El martes 28 de julio, en el extremo izquierdo de la portada, en una columna aparece: Aclaración del CDTE Juncosa, y de inmediato se dice: “Se inicia la visita del Comandante Luís A. Juncosa, Jefe de la Sección Local de la Policía Nacional donde anuncia la falsedad de que los ciudadanos de Ciego de Ávila no pueden estar en las calles después de las 10 de la noche por lo sucesos desdichados en Santiago de Cuba.”

 En El Pueblo, en su edición  del 30 de julio, en centro de su página principal, un pensamiento del Apóstol José Martí: “A la ley no se niega el corazón, sino a la forma inoportuna de la ley”.

 Sumándose a toda una campaña nacional e internacional  de  descrédito y difamación  con respecto a los jóvenes asaltantes del Cuartel Moncada, y en total tergiversación de la realidad, debajo de ese pensamiento una declaración del gobierno: Gobierno Municipal de Ciego de Avila. Departamento de Secretaría. Año del Centenario de José Martí. Alocución al Pueblo de Cuba (a dos columnas y en negrita):

Por todos es conocida la actitud serena y confiada de nuestras Fuerzas Armadas (…) Ante los hechos perpetrados por grupos mercenarios nacionales o extranjeros,  que sin  piedad ni conciencia alguna asesinaron vilmente en sus lechos a un grupo de enfermos del Hospital Saturnino Lora próximo al Cuartel Moncada.

“Toda la ciudadanía consciente de Cuba condena enérgicamente  los responsables de atentar contra la paz, el orden y el progreso que representa actualmente el Gobierno  que dirige el Honorable Sr. Presidente de la Republica Mayor General Fulgencio Batista y Zaldivar”.  Ciego de Ávila, julio 29 de 1953. Firmado: Dr. Pedro Cuni Estorino. Alcalde Municipal.

 El 11 de agosto, en el centro de página, un pensamiento de Martí: “En vano concede la naturaleza a alguno de sus hijos cualidades privilegiadas, porque serán polvo y azote si no se hacer carne de su pueblo, mientras que si van  con él, y le sirven de brazo y de voz, por él se verán encumbrados, con las flores que llevan en su cima una montaña.”

Al pie del pensamiento este título: En misión de piedad, firmado por F. Escámez.

 Se dice que de “la humanitaria y piadosa misión del Arzobispo de Santiago de Cuba, Monseñor Enrique Pérez  Serantes”, a solicitud del coronel Alberto del Río Chaviano, Jefe de las fuerzas militares en Oriente, llama a “los alzados en armas y fugitivos asaltantes del Cuartel Moncada a deponer su actitud entregándose a las fuerzas militares”.

 Se agrega en la nota que fueron encontrados los fugitivos a quienes se les hizo saber “las garantías ofrecidas por el pundonoroso Coronel del Río Chaviano”

 A través de El Pueblo  los avileños tuvieron alguna referencia de los sucesos  del Moncada, pero con una realidad completamente diferente a lo ocurrido.

 Fuentes:

 Archivos de la Biblioteca Provincial, en Ciego de Ávila

 http://www.ain.cu/moncada50/principalmoncada.htm

http://www.prensa-latina.cu/index.php?option=com_content&task=view&id=102570&Itemid=1

 

http://www.cubasocialista.cu/texto/cs0013.htm

 

http://www.radiobaragua.cu/Palma%20Soriano/moncada/cronoligia_moncada.htm

 

http://www.ciego.cult.cu/efemerides.jsp?em=11

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres