Blogia
CubaHERMOSA

Fidel Castro, de todos

  Por Roberto del Valle Menéndez 

Desde el Himalaya hasta los Andes, Fidel Castro es patrimonio de millones de personas, de los pobres,  los débiles, los hambrientos, los desposeídos, los enfermos, los explotados, de los que sueñan, de los que aspiran, de los que luchan.

Esto lo pude comprobar cuando escuché el testimonio de personas que asistían a la convocatoria de la  Fundación Guayasamín en ocasión de la jornada por el cumpleaños 80 del líder de la Revolución cubana. Fidel es mortal y puede ser que  mañana no esté entre nosotros, pero su pensamiento y  obra social quedará como ejemplo de lo que se puede y debe hacer en bien de la humanidad.

Cinco avileños, Cecilia Acosta y Osvaldo  Ordaza, médicos internacionalistas con misiones en Paraguay, Venezuela y Pakistan,  Dainet Zamora, joven maestra emergente y Yosnel Zaldìvar, dirigente de la Federación Estudiantil Universitaria,  tuvimos el privilegio de representar a miles de ciudadanos de esta provincia de Ciego de Avila que por sus meritos podían haber ocupado  esta representación en el homenaje al  Comandante en Jefe Fidel Castro y en particular  participar del Coloquio Internacional “Memoria y Futuro: Cuba y Fidel” que tuvo lugar en el Palacio de las Convenciones.  

Junto a la emoción del estímulo que esto representa, no dejamos de sentirnos sorprendidos ante tanto amor, añoranzas y deseos de vida eterna reclamados para el líder de la Revolución.

En la comunidad hondureña de Taguasca su primer médico es un nativo graduado en Cuba. Allí en 1990 la mortalidad infantil era de 92 por cada mil nacidos vivos y el 2005 cerró con cero. Para su humilde población esto es  gracias a los médicos de Fidel”.

Los  1 500 delegados cubanos y de otras naciones que participaron de las tres comisiones de trabajo (Patria es humanidad,  Conquistar toda la justicia y Sin cultura no hay  libertad posible),  no tuvieron manifestaciones de culto a la personalidad de Fidel, pero sí gratitud por un hombre que desde los primeros años de Revolución hizo de la solidaridad una voluntad política de alta sensibilidad humana.

Desde  que en 1960  llegaron  a Argelia los primeros médicos cubanos ya suman  104 437 los profesionales de la  salud que en 101 países han sembrado amor y esperanzas. Y qué decir de los más de 500 000 que por La Operación Milagro, sin costarles un centavo, han recobrado la visión en Venezuela, Bolivia, Ecuador y otras naciones de América Latina y el Caribe, o han alcanzado la luz del saber a través del Programa cubano de alfabetización Yo, sí  puedo. 

Un sacerdote ortodoxo griego solicitó la palabra en una de las comisiones para afirmar: “Gracias a Fidel, Cuba ya no es el país donde crece la palma, es el país donde crece la vida”, mientras que un sencillo italiano que tiene el corazón eternamente destrozado por el terrorismo anticubano expresó emocionado: ” Fidel, el mundo entero te necesita”.   

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres