Blogia
CubaHERMOSA

La otra cara de los pobres

Por Roberto del Valle Menénde

En contraposición  a lo que cada año  la Revista Forbes señala como los diez hombres más ricos del mundo, donde hay ocho norteamericanos, un alemán y uno de Arabia saudita, encabezados todos por el magnate de la informática
William H Gates III, el Canal Solidario (www.canalsolidario.com) sitúo a  los diez más pobres, esencialmente niños,  donde se incluye a uno de España, de Nicaragua y Haití con realidades espeluznantes.

Estos, como bien se plantea en este Canal nunca saldrán  publicados en la Forbes.

Pero, además, sería interminable, millonaria, la relación  de los pobres en el mundo.

Haga el siguiente ejercicio. Vaya al buscador en Internet Google, uno de los más poderosos y solicite información sobre los hombres más ricos del mundo, y de inmediato aparecerá una gran lista de información que supera  a los diez. Hay relaciones de 20, veinte cinco y más los que en su poder económico superan ampliamente el Producto Interno Bruto de cualquier nación tercermundista.

Busque a los  más pobres del mundo y el servidor, automáticamente y sin “rubor” alguno le pondrá el  directorio  de los más   ricos. Es  decir, que en la red de redes no  hay esa opción. Los pobres no tienen esa oportunidad de aparecer en Internet. Una sencilla razón: son los más. Agreguemos este dato: Los 500 hombres más ricos acumulan más dinero que 416 millones de pobres, según el sitio www.kaosenlared.net en un reporte de octubre de 2005 que se hace eco del Informe  del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

 

Otro dato significativo que ofrece el PNUD es que: los avances han sido parciales y todavía una de cada cinco personas, más de 1.000 millones, vive con menos de un dólar al día y otros 1.500 millones con uno o dos, por lo que más del 40% de la población mundial forma en la práctica una "subclase global" que cada día afronta su supervivencia.

Buscando información me llamó la atención que la  renuncia a la opción socialista, en  carrera hacia el capitalismo salvaje ,  ha llevado a que  en Europa Central y en los países de la ex Unión Soviética el número de personas que viven con menos de dos dólares diarios pasó de 23 millones en 1990 a 93 millones en 2001.

Según  el PNUD, organización de las Naciones Unidas,  el índice de pobreza se calcula en base a tres aspectos básicos para el desarrollo humano: poder vivir una vida larga y saludable, tener acceso a la educación, y mantener un nivel de vida digno.

Para medir el primer factor se toma en cuenta la probabilidad al nacer de no sobrevivir hasta los 40 años, para medir el segundo se considera la tasa de analfabetismo de los adultos y para el tercero se pondera el porcentaje de la población sin acceso a una fuente de agua mejorada y de niños con peso inferior a la media de su edad.

De acuerdo al primero de estos indicadores, Cuba lidera el listado en América Latina con sólo un 3,2% de probabilidad de muerte antes de los 40 años, seguido de Chile (3,5), Costa Rica (3,7%) y Uruguay (4,4%).

En el otro extremo figuran Haití (34,4%), Bolivia (16%), Guatemala (15,9%) y Honduras (15,8%).

Respecto de la tasa de analfabetismo, el líder es Uruguay, con el 2,3%, seguido de Cuba (3,1%), Costa Rica (4,2%) y Chile (4,3%), mientras que el 48,1% de la población de Haití es analfabeta, como el 30,9% de la de Guatemala, el 23,3% de la Nicaragua y la del 20,3% de la de El Salvador. Haití tiene también la peor tasa de la población sin acceso a una fuente de agua potable (29%), por delante de Nicaragua y Perú (19%) y El Salvador (18%), muy lejos de Uruguay (2%), Costa Rica (3%) y Chile y Guatemala (5%). Los países con menor porcentaje de niños con peso inferior al promedio de su edad son Chile (1%), Cuba y Venezuela (con 4%) y Uruguay, Costa Rica, Paraguay y República Dominicana, todos con 5%.

Mientras que el bajo peso infantil afecta al 23% de los niños en Guatemala, al 17% en Honduras y Haití y al 12% en Ecuador.

 En Cuba acaba de finalizar la XIV Cumbre de los Países No Alineados donde participaron representantes   de las 118  naciones miembros, con la inclusión de 57 Jefes de Estado y de Gobierno, sin excepción pertenecientes al Sur, a los del Tercer Mundo,  donde se concentran el porcentaje mayor de los excluidos, de los pobres, de los depauperados.

Al concluir este encuentro, Raúl Castro, Presidente  en funciones de los Consejos de Estado y de Ministros, sentenció que  “el subdesarrollo, la pobreza, la marginación, el hambre, el analfabetismo, la proliferación de enfermedades prevenibles, el deterioro del medio ambiente y el despilfarro de los recursos del planeta son permanentes.”

 

A esta realidad  los miembros de los No Alineados respondieron con la necesidad de políticas y estrategias concretas que conduzcan a   “un   mundo más justo y equitativo”. Ahora falta que en la  61 Periodo Ordinario de Sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas, inaugurada este martes en Nueva York, ricos y pobres  comiencen a hablar de un mismo lenguaje para convertir la lucha contra el terrorismo, promulgada por Bush, en la lucha contra las calamidades de la humanidad.

Ya en esta primera sesión de la ONU, Luís Ignacio Lula da Silva, el Presidente de Brasil, identificó a la pobreza como la principal causa de los futuros conflictos en el mundo.  El reto queda por delante.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres