Blogia
CubaHERMOSA

Ni uno es cubano (II Parte y Final)

Ni uno es cubano (II Parte y Final)

Hubiera querido comenzar por algunas valoraciones sobre la situación del empleo en Cuba, pero  encuentro esta información en Granma Internacional:

 Crisis deja sin seguro médico y sin empleo a millones de estadounidenses

WASHINGTON, 26 de febrero.— Más de cuatro millones de estadounidenses perdieron su seguro médico como consecuencia de la crisis económica, a la vez que el número de los norteamericanos sin cobertura médica crece en 14 000 cada día, reveló una investigación del Centro para el Progreso, señala PL.

El Departamento de Servicios Humanos y de Salud (HHS, en inglés) advirtió la víspera que el seguro gubernamental del sector, Medicaid, marcha en el camino del colapso al ritmo creciente de la recesión y el desempleo en la nación.

Analistas de HHS avisaron que el costo del cuidado médico en Estados Unidos podría duplicarse antes del 2017 y el descenso económico de la nación moverá más de la mitad de los gastos federales hacia el cuidado médico antes del 2018, cuando esta cuenta representaría el 51,3% del presupuesto del país.

(http://www.granma.cu/espanol/2009/febrero/vier27/crisis.html)

 Ya nadie puede decir que la Isla está protegida de los males del capitalismo por las bondades de ayuda del campo socialista y en especial de la URSS, pues de todo eso  solo quedan recuerdos y deudas.

 Sin embargo, en Cuba, en estos momentos cuando la crisis económica capitalista  afecta al mundo capitalista y subdesarrollado,  y nadie escapa de su paso, no se ha cerrado un hospital o policlínica, ni tan siquiera una consulta, ni un especialista se ha negado a recibir a un paciente.

 Puede ser que seas un obrero, un campesino, un intelectual, negro, homosexual y hasta un vago, pues existen miles, pero no se le niega la atención médica ni la operación más costosas, tenga o no un centavo en los bolsillos, a nadie se le priva de que sus hijos asistan a las escuelas y hasta opten  por una carrera universitaria, tenga o no dinero, y sin recomendación de político alguno.

 Es posible, incluso, que no simpatice con la Revolución o simplemente se estè molesto  por no poder tener el auto del año,  no  disfrutar de las bondades del turismo  criollo o  no tener la posibilidad  de  viajar al exterior  por las  múltiples trabas burocráticas y su costo, pero aún en estos momentos tan difíciles donde a esta crisis se le suman los desastrosos daños  dejados por el paso consecutivo de tres huracanes, ningún cubano ha estado desamparado  por el sistema de salud, educación  y en la atención  social.

 No sé que pasa en Cuba? Cuál es el secreto para enfrentar tantas adversidades; casi cincuenta años de bloqueo económico, financiero y comercial impuesto desde los Estados Unidos,  la nación más poderosa del mundo con afectaciones superiores a los 100 mil millones de dólares,  sabotajes, y el transitar por una profunda crisis económica después de la caída del campo socialista a la  que los cubanos hemos burlado llamándola “período especial”. Y a todo esto se le pueden sumar las ineficiencias propias de quienes han querido construir un socialismo humanista, solidario, y  digno en la soledad de los que quieren avanzar y triunfar sin ceder en sus principios.

 Y el empleo en Cuba? Según el sitio digital de la Oficina Nacional de Estadísticas (www.one.cu), en  el  2007 se comportó en un 1.8 por ciento y de un  1.6 al cierre del 2008. Aún así miles de cubanos desestimulados por formas de pago o pésimas  condiciones de trabajo prefieren  no tener responsabilidad laboral alguna y viven sin aportar a la sociedad, pero sí recibir de todas sus bondades. Quizás sea la Isla el único lugar en este mundo donde sin  trabajar nadie muere, y nadie deja de recibir atención médica y de salud gratuita,entre otros beneficios.

 En su intervención ante la Asamblea Nacional del Poder Popular, el 27 de diciembre último, el General de Ejército Raúl Castro, Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros aseguró que se irán “eliminando las gratuidades indebidas y los subsidios excesivos”. Algo que nunca sería extensivo  a la educación, la salud, y  la seguridad y la asistencia social.

 También en todo el país  comienza a  aplicarse un sistema de pago según los resultados en la gestión productiva o de los servicios que debe conducir a la eficiencia, y la calidad, lo que no marcha con toda la prontitud que se requiere, mientras se entregan miles de hectáreas de tierras improductivas en usufructo ante el justo empeño  de producir alimentos para el mejoramiento del  nivel de vida  de la población  y por otro lado se estudian variantes que conduzcan  a  la dignificaciòn del trabajo y del salario.

 En la propia Constitución de la República de Cuba, en su Articulo 9, se afirma:que no haya hombre o mujer, en condiciones de trabajar, que no tenga oportunidad de obtener un empleo con el cual pueda contribuir a los fines de la sociedad y a la satisfacción de sus propias necesidades”.

 Esto sigue siendo un reto ante las condiciones adversas que afectan la proyección social y económica d e la Revolución. Un reto que no se puede seguir proyectando en el tiempo.

 En este Segundo Período de Sesiones de la VII Legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular, el Presidente Raúl Castro consideró como una  estrategia  de urgencia “la necesidad de incrementar la incorporación al trabajo, su productividad y eficiencia”.

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres